Características de los caracoles

Los caracoles son criaturas de lento movimiento y la mayoría de la gente los encuentra aburridos. Sin embargo, tienen algunas características muy interesantes, que le pueden ayudar a verlos bajo una nueva luz. No son criaturas sin cerebro como mucha gente piensa.

caracolesMuchos tipos de caracoles hibernan durante los meses más fríos del año. Cubren sus cuerpos con una fina capa de moco que les impide secarse. A veces, los caracoles son capaces de hibernar en el verano también con el fin de sobrevivir si se enfrentan a una grave sequía, pues viven de la grasa almacenada durante esta época del año. Este proceso es una de las muchas razones por las que han sido capaces de sobrevivir por más de 600 millones de años.

La esperanza de vida de los caracoles depende de su hábitat y la especie referida. Algunos de ellos sólo viven unos 5 años, sin embargo, otros, en estado salvaje se cree que viven por lo menos 25 años de edad. Muchos investigadores creen que el promedio de vida de los caracoles está disminuyendo, debido a los seres humanos destruyendo su hábitat y a la contaminación.

El caracol de tierra es el caracol más grande registrado, pesando 2 libras y midiendo 15 pulgadas de largo. Se descubrió en 1976. Otros son muy pequeños, de sólo unos pocos centímetros de longitud cuando adultos y con un peso de tan sólo un par de onzas.

caracol 44Cuando los caracoles se mueven dejan tras de sí baba. Esta baba es una poderosa forma de succión para ellos, y son capaces de moverse aún, hacia abajo, alrededor de las esquinas, y en otras situaciones raras.

Es un mito que esta baba produce enfermedades. Muchas personas se preocupan de que los caracoles en su jardín puedan arruinar los alimentos cultivados haciéndolos impropios para el consumo, pero eso es todo falso.

Los caracoles de jardín son los más rápidos de todas las especies de caracoles y se pueden mover alrededor de 55 metros por hora. Si bien no se mueven rápido, lo hacen a un ritmo constante. Se cree que son una de las criaturas más lentas en la Tierra.

Si miras sus movimientos observarás que adquieren formas extrañas. Por ejemplo en lugar de moverse en línea recta, completan patrones circulares. Es este tipo de comportamiento que les ha dado un estereotipo de animales no muy inteligentes. No se sabe realmente por qué lo hacen.

Los caracoles tienen órganos reproductivos tanto de machos como de hembras, lo que les clasifica como hermafroditas. Sin embargo, el mito de que los caracoles pueden crear descendientes por su propia cuenta es falso, deben aparearse y luego, ambos tendrán la capacidad de poner huevos.

Los caracoles no ven muy bien, y tienen que confiar en su buen sentido del olfato para ayudarles a encontrar a sus presas. Tampoco son capaces de escuchar.

Son animales nocturnos, lo que significa que la mayoría de sus movimientos se producen por la noche.

A los caracoles no les gusta el brillo de la luz solar, por lo que se los va a encontrar más frecuentemente en los días nublados. Si mantiene un acuario asegúrese de que no se filtra demasiada luz solar en la habitación, esto puede provocar que el caracol deje de comer y pase la mayor parte de su tiempo en el interior de la concha.

Los caracoles se mueren si consumen sal o azúcar. Asegúrese de no ofrecerles este tipo de alimento cuando los veas, o cuando los tiene en cautiverio, pues sus cuerpos no pueden procesar estos productos.

El caracol gigante africano se sabe que come más de 500 tipos diferentes de plantas.

Los caracoles son muy fuertes y pueden levantar 10 veces su propio peso corporal en posición vertical.

Se cree que existen, al menos, 200.000 especies de moluscos, incluyendo caracoles. Muchos de ellos no se han encontrado y clasificado todavía.